Denuncias de corrupción tumban en plena campaña a ministra cercana a Rousseff