El drama de los desahucios, pendiente de la decisión de los políticos