Una misma persona estaría detrás de los avisos de bomba a varios medios