Dívar y Conde-Pumpido garantizan que no habrá retrocesos en la lucha contra ETA