Dívar se siente víctima de una "persecución" y de una campaña orquestada