EE.UU. esperará el resultado de la gestión de la OEA para determinar el futuro de la ayuda