EE.UU. está interesado en "revitalizar" las relaciones con los países de América