EEUU pone en duda el plan de Pakistán para derribar a los talibanes