EEUU sigue de cerca la "agresiva" competencia china en África