ETA se disuelve con el respaldo de actores internacionales y con más de 300 asesinatos sin sentencia judicial