Eduardo Zaplana no quiere volver a la política ni comentar los casos de corrupción