Sáenz de Santamaría anuncia un déficit público en el entorno del 8%