Elorza confía en la experiencia de Donostia en conflictos para ser capital de la cultura