España, EEUU y las potencias europeas defienden una solución política en Libia con un Gobierno de unidad nacional