España apoyó que el Sáhara fuera una autonomía dentro de Marruecos