Los reyes de España asisten a una cena de gala en su primera jornada en Suiza