España se inclina por desligar el diálogo euromediterráneo de Oriente Próximo