España, presionada por EEUU