España será una prioridad para la Casa Blanca, según Edwards