Esperanza Aguirre pierde las formas en una vista al hospital Ramón y Cajal