Esperanza Aguirre acepta que una comisión investigue la supuesta trama de espionaje