Aguirre plantea la desaparición del Tribunal Constitucional tras la sentencia sobre Sortu