Estrasburgo, nueva parada para desencallar el bloqueo de la investidura en Cataluña