El Gobierno califica de "pesimistas" las previsiones del FMI