Fabra insiste en que los tribunales deberán determinar si ha habido alguna responsabilidad de los imputados