Fariñas y otros opositores piden un cambio de modelo en Cuba y no una actualización