Don Felipe y doña Letizia, en Girona bajo el paraguas del Celler de Can Roca