Fontana considera “absurdo” que se le acuse de “incitar a la guerra y al exterminio”