Francia difunde un vídeo donde se ve a cinco de los etarras en un supermercado