Francia condena a 18 años a los etarras Zaldúa y Segurola y a 7 a Barandalla