Granados tilda a los medios de “picadores de carne y esparcidores de basura”