La Fuerza Aérea rusa despliega sistemas de defensa S-300 en la región separatista georgiana de Abjasia