Así se prepara un GEO: solo una hora de sueño al día