Gallardón, a por el Congreso