Gallardón quiere debatir de ideas, no de candidatos, y habla bien de todos