La Generalitat Valenciana se persona en cuatro piezas separadas de la causa principal del 'caso Emarsa'