El Gobierno y el CEP guardan silencio sobre el informe y Martelly lo defiende