Rivero denuncia el uso del Ejército para defender los intereses de Repsol