Gobierno y Generalitat rechazan las acusaciones de las Autonomías de trato de favor a Cataluña