El Gobierno y el PP rechazan el populismo y la xenofobia que amenazan a la UE