El Gobierno y el PP se unen para rechazar el populismo que amenaza a la UE