El Gobierno riojano anuncia un Plan de Austeridad para el que pedirá una reducción de los liberados sindicales