El Gobierno subraya que la UE debe tener un negociador para hablar con Grecia y no pueden ser los ministros de Economía