El Gobierno Vasco respeta y acata la decisión del Tribunal Supremo