El Gobierno tacha de "burda patraña" las acusaciones de Rovira