El Gobierno catalán activa la cuenta atrás para el referéndum