El Gobierno no toma en consideración las grabaciones de Corinna porque no afectan al jefe de estado