El Gobierno defiende que los ex presidentes tengan "un estatus"