El Gobierno quiere empezar a "cerrar" en septiembre "la brecha" que abrió la sentencia