El Gobierno catalán asegura que la ley ómnibus garantiza la asistencia sanitaria universal